Marcelo Díaz - Diputado
Inicio » Archivos por categoría: Blog
 
Blog

“Valoro nueva postura del SERNAC para legislar y proteger a pasajeros del transporte aéreo, aunque el gobierno es oportunista”.

El diputado PS, Marcelo Díaz valoró la apertura del Servicio Nacional del Consumidor para legislar sobre la protección de los derechos a los pasajeros del transporte aéreo, aunque calificó esta nueva postura como “oportunista”. Lo anterior, ante los problemas y reclamos de varios pasajeros con LAN, debido a que no pudieron llegar a sus destinos por la sobreventa de pasajes durante las Fiestas Patrias.

En este contexto, Díaz (PS) afirmó que se “alegra que  Juan Antonio Peribonio hoy esté dispuesto a legislar sobre los derechos a los consumidores, tomando en cuenta la actitud pasiva que ha tenido ese servicio en esta materia”.

“Me parece que esta nueva postura es contradictoria y oportunista, ya que durante 3 años no ha contestado ni un sólo oficio de los que he enviado, para saber que ha hecho el Sernac en beneficio de los pasajeros del transporte aéreo“, recalcó Díaz.

En todo caso, el parlamentario socialista manifestó que  “es bueno que el gobierno se ponga las pilas y defienda a los pasajeros, aunque sea después de que ocurra un descalabro  como lo que pasó con la sobreventa de pasajes ocurrida en Fiestas Patrias”.

El diputado PS agregó que “sería bueno que el director del Sernac, hable con el Ministro de Economía, Pablo Longueira, ya que durante la semana el secretario de Estado cuestionó la validez del proyecto que estamos discutiendo en el congreso”.

Por último, Marcelo Díaz, emplazó a Peribonio a que “si tiene real interés en legislar sobre esta materia concurra hasta la Comisión de Economía que sesionará el próximo lunes 1 de octubre y entregue su apoyo a la moción que estamos trabajando”.

 

LOS ARGUMENTOS DEL DIPUTADO DIAZ PARA RECHAZAR LA LLAMADA REFORMA TRIBUTARIA

El diputado PS Marcelo Díaz cuestionó el informe de la Comisión Mixta, que buscaba mejorar la propuesta de Reforma Tributaria del Ejecutivo, que fue aprobado por 76 votos a favor, 29 en contra y 5 abstenciones.

El legislador planteó que “se aprobó un ajuste tributario que hay que reconocer es menos dañino que el proyecto que originalmente envió el gobierno al Congreso y eso se debe a que hubo un esfuerzo por amortiguar los daños, pero todavía está muy lejos de lo que el país necesita y es posible hacer y es por ello que los diputados socialistas lo rechazamos”, indicó.

“En un país con la desigualdad que tenemos y con la educación pública en el estado en que está, se requieren muchos más recursos y por eso pensamos que este es un mal proyecto, porque no se recaudan los recursos necesarios, no corrige las desigualdades que tiene el sistema tributario y no incorpora recursos significativos a la educación pública”, recalcó el parlamentario PS.

Finalmente, el diputado Marcelo Díaz sostuvo que el informe de la Comisión Mixta que fue aprobado en la cámara plantea una serie de anuncios, pero que estos corresponden a futuros proyectos tanto para el próximo año, como para después del 2014. “Por ello creemos que este tema debe debatirse para que se conozca la letra chica del proyecto del gobierno”, concluyó.

CRISIS EN PARAGUAY: “Golpe de Estado con todas sus letras”

La crisis política que enfrenta Paraguay exige una opinión clara. Aquí no caben medias tintas ni posiciones ambiguas. La situación de Paraguay, así como antes ocurrió en Honduras, es un tipo de golpe de Estado, uno en el que no se derroca al gobierno por las armas, sino que utilizando artilugios institucionales antidemocráticos. Un golpe blanco, como se ha dicho.

En el pseudo juicio político al presidente Lugo, se vulneraron groseramente las normas del debido proceso, derecho fundamental reconocido en la propia constitución paraguaya, así como en diversos tratados internacionales de ámbito continental y universal. Aquello ha sido reconocido por prácticamente toda la comunidad internacional.

Por ello, no parece correcto el exceso de celo en el lenguaje y en la reacción del gobierno chileno.

Señalar que “para Chile la destitución es un procedimiento legal, pero sin el debido proceso”, como lo dijo el Canciller Moreno, es manifiestamente contradictorio. Aquí estamos frente a un golpe de Estado y los gobiernos democráticos deben actuar en consecuencia frente esa realidad.

Lo que corresponde es que Chile manifieste nítidamente que la destitución del presidente Fernando Lugo no se hizo conforme a derecho, y que la designación de Federico Franco, es una situación de facto, carente de legitimidad democrática.

Para Chile esto es especialmente relevante, toda vez que fue nuestro país quien impulsó la incorporación de la cláusula democrática en el tratado constitutivo de la Unasur, por lo que sería impresentable que Chile aparezca convalidando una situación de interrupción antidemocrática del mandato constitucional de un jefe de Estado.

Si el golpe de Estado en Paraguay queda sin sanción, significará en la practica el desuso, la irrelevancia y la pérdida de sentido de las clausulas  democráticas en los tratados. Representará también la reinstalación de la nefasta tradición de golpes de Estado- aunque se les llame blancos- en nuestro continente.

En materia de convicciones democráticas se requiere asertividad y claridad. El gobierno de Chile debe sincerar su posición, ser claro y contundente, condenando el golpe de Estado en Paraguay y exigiendo el restablecimiento del orden constitucional en dicho país. Esa debe ser la posición que el presidente Piñera lleve a la cumbre de Unasur el próximo viernes en Mendoza.

El baile de las máscaras

Una parte de la Concertación simplemente no quiere que se avance en la rearticulación de la izquierda ya que eso representa una amenaza para sus perspectivas electorales. Acá no cuentan explicaciones ideológicas o doctrinarias, que son más bien la excusa que esconde ante la opinión pública la verdadera naturaleza de la controversia.

A propósito del acuerdo Walker-Andrade para llevar candidato común PS-DC a las primarias de la oposición y del edificante debate abierto luego del acuerdo municipal PR- PPD-PC, se ha revelado el lado más detestable de la política: el de la hipocresía y el cinismo. El baile de las máscaras, parafraseando al senador Ignacio Walker, donde se dicen las cosas sin decir lo que realmente se quiere decir.

Vamos por parte. Como quedó demostrado, no fue razonable el nivel de histeria que se instaló en algunos dirigentes PS y DC por el pacto suscrito por nuestros socios de coalición, y mucho menos el revival del discurso anticomunista que emanó desde vocerías demócrata cristianas, puesto que frente a todos los pactos por omisión que hemos alcanzado con el PC, todos los candidatos de todos los partidos han buscado pro-activamente los votos de ese partido. De hecho, algunos dicen que no están preparadas las cosas para una alianza política, pero sus votos cuentan como si fueran de oro.

Existe un mar de fondo. Una parte de la Concertación, simplemente no quiere que se avance en la rearticulación de la izquierda ya que eso representa una amenaza para sus perspectivas electorales.Acá no cuentan explicaciones ideológicas o doctrinarias, que son más bien la excusa que esconde ante la opinión pública la verdadera naturaleza de la controversia.

Por ello, resulta majadero sostener que hay una pretensión de aislar a la DC e incluso de excluirla. No hay ninguna voz que se precie de seria que sostenga que es factible construir una alternativa de mayoría sin preservar el entendimiento entre el centro y la izquierda, sin la Democracia Cristiana.

Lo que vemos es la pública e histórica oposición de la DC al reagrupamiento de la izquierda. Se opusieron en su momento a la fusión PS-PPD; rechazaron los esfuerzos para la construcción de una Federación Progresista; reclamaron por la constitución del sub-pacto PR-PPD-PS, es decir, siempre la DC ha buscado, con legítimo interés, ser el socio mayor de una coalición de centro e izquierda que contemple una izquierda fragmentada. Y desafortunadamente hay quiénes en los partidos de izquierda están disponibles a pagar ese precio, que a mi juicio significa abdicar de la responsabilidad histórica que tenemos por delante, con tal que eso asegure la permanencia de la DC.

En ese contexto se inscribe el ya famoso acuerdo Walker-Andrade, firmado por dos preclaros líderes del firmamento opositor, que según parece no han logrado ponerse de acuerdo en una interpretación común, ya que obviamente no la hay. De hecho, luego del desaguisado pacto firmado en sánscrito y sin traductor presente, ahora parece que lo mejor es que siga siendo el acuerdo de Babel para dejar a todo el mundo contento con la libertad de interpretarlo. Un pacto inútil suscrito con suprema torpeza.

Con todo, Andrade dijo la verdad ante el Comité Central del PS, no se puede entender el acuerdo sino como la proclamación de Michelle Bachelet por parte de la DC. En efecto, este acuerdo pretende poner fin -con más o menos sutileza o plazo- a las candidaturas de Ximena Rincón y Claudio Orrego, puesto que es ridículo, y simplemente no va a ocurrir que la ex Presidenta Bachelet sea candidata para enfrentar una primaria contra un candidato DC, luego una primaria de la oposición, la primera vuelta y eventualmente una segunda. Eso sí es chacota, coincidimos con el senador Camilo Escalona, y por cierto, lo tenían claro los firmantes del acuerdo.

Lo decimos con claridad: el candidato de la oposición debe surgir de una gran primaria abierta y ciudadana. Cualquier otro mecanismo constituiría un retroceso y desoiría la demanda por más participación.

Por eso resulta tan imperioso un acto de sinceramiento y franqueza por parte de los suscriptores del acuerdo, porque más allá de esa frase de buena crianza sobre los procedimientos democráticos para concordar una candidatura común, todos sabemos que el nuevo partido transversal ya sentenció el curso de los acontecimientos que pretenden hasta marzo del 2014.

Pero hay algo más de lo que ocuparse y preocuparse, y es de la ausencia de ideas, proyectos y sueños detrás de este paisaje. Lo que se está imponiendo, es la mirada autoritaria, aquella que privilegia el orden y la disciplina, el nuevo santo grial concertacionista, sacrificando la unidad de izquierda, la convivencia democrática y el pluralismo al interior de la coalición. Es de esperar que no sacrifique el debate programático, porque lo que no debe faltar en esta discusión, son las ideas con las que queremos volver a gobernar y reconquistar la confianza de los chilenos. Debemos romper el bloqueo minoritario amparado en esa combinación perversa del binominal y los quórum supermayoritarios.

La contienda electoral del 2013 debe constituirse en un momentum programático-electoral que le dé espaldas a quién gane -Bachelet por cierto según nuestras preferencias- para empujar esa agenda pro-igualdad y democratizadora, con la fuerza de la sociedad civil renovada que se aprecia en el país, para impedir que los anhelos de cambios se entrampen donde siempre: en la defensa del régimen por parte de unos pocos y la resignación pragmática y frívola de otros. De lo contrario, la mesa de la profundización de la crisis política y sus ramificaciones estará servida.

 

Estreno de Hija en el Teatro Centenario

Teatro Centenario tiene el agrado de invitarlos al estreno de “Hija”, film nacional de Maria Paz González .
Las funciones se llevaran a cabo los días viernes 11 y sábado 12 de mayo a las 20.00 horas y la adhesión es de $1.500
SINOPSIS:
Buscar las raíces, llenar los vacíos de una historia personal construida entre retazos y mentiras, enfrentar los miedos y demonios internos y someterse a la incertidumbre de lo desconocido, no es tarea fácil. Pero, enfrentar ese proceso a rostro descubierto, en una suerte de «road movie», con tu mamá de copiloto —quien vivirá una experiencia similar— requiere una dosis de valentía a la que María Paz González recurre con dolorosa serenidad. La búsqueda de su padre y de su abuelo simultáneamente (el papá de su madre) implican una serie de pasos y desafíos complejos que González va mostrándonos sin pudores y sobre todo sin sensiblería. Una fuerte e inesperada llamada telefónica de ese nebuloso pasado la obliga a replantear su proyecto original, y a desnudar sus intenciones iniciales, en una recreación simbólica que es al mismo tiempo un acto de sinceridad y de puro cine.
Mayor informacion en www.teatrocentenario.blogspot.com
Los esperamos.
T E A T R O   C E N T E N A R I O www.teatrocentenario.blogspot.com

¿Dónde esta la clase media?

Poco más de seis millones de chilenos recibe un salario durante el 2010. ¿Cuántos recibieron una remuneración mensual superior a los seis millones de pesos? Deténgase, por favor, no siga leyendo, responda primero, le aseguro que valdrá la pena. ¿Respondió?

Bien, aquí viene la segunda pregunta. ¿Cuántos recibieron un salario mensual de al menos dos millones de pesos? Siempre de entre los seis millones de trabajadores.

Y la tercera y última pregunta. ¿Cuántos recibieron un salario de al menos un millón doscientos mil pesos?

Las respuestas son seis mil para la primera pregunta, cuarenta mil para la segunda y 125 mil para la tercera. De un total de seis millones de trabajadores. Es decir, el 0,1% de los asalariados tiene un sueldo mensual superior a los seis millones de pesos, un 0,7% un sueldo de al menos dos millones de pesos y un 2% un sueldo mensual de al menos un millón doscientos mil pesos.

Le hice las preguntas anteriores a varios colegas y amigos. Todos respondieron con estimaciones muy superiores a los valores verdaderos. Mi muestra no tuvo nada de aleatoria ni representativa, pero intuyo que el desconocimiento respecto de estos números es generalizado, incluyendo parte importante de nuestras autoridades.

Detalles y precisiones

Si no le interesan los detalles técnicos puede saltarse esta sección y pasar directamente a la siguiente, donde se discute las consecuencias de los números anteriores. La fuente para las cifras anteriores es el Servicio de Impuestos Internos, La Tercera las publicó el 20 de marzo. Corresponden al número de contribuyentes de impuesto de segunda categoría, es decir, los impuestos por salarios que se descuentan del cheque que recibimos a fin de mes.

Existen otras fuentes de ingreso, entre ellas las utilidades de las empresas y los retornos de las inversiones financieras e inmobiliarias. Una vez que se incluyen todas las fuentes adicionales de ingresos, se tienen alrededor de ocho millones de chilenos con algún tipo de ingreso. Consolidando el impuesto de segunda categoría con el global complementario, los porcentajes anteriores obviamente aumentan pero siguen siendo bajos.

Los contribuyentes

Son ingresos consolidados mensuales por sobre los seis millones, los dos millones y el millón doscientos mil pesos son, respectivamente, 0,25%, 3% y el 7%.

Políticas para la “clase media”

Es frecuente que el gobierno y los parlamentarios invoquen a la clase media como la destinataria de sus esfuerzos. Reducción de impuestos para favorecer a la clase media, exenciones tributarias para hacer más llevadero el gasto en educación de la clase media, bajar el impuesto a las bencinas para darle un respiro a la clase media.

Nunca se precisa quiénes constituyen esa clase media que se desea beneficiar. Para responder esta pregunta conviene ordenar los chilenos que reciben ingresos de acuerdo a los montos recibidos. Un primer grupo reúne el uno por ciento de más altos ingresos, este es el percentil 1.

Un segundo grupo reúne al uno por ciento que le sigue, este es el percentil 2. Y así sucesivamente hasta llegar al uno por ciento más pobre que es el percentil 100.

¿Dónde está la clase media que supuestamente se está beneficiando? ¿Son quienes están entre los percentiles 25 y 50? ¿O quienes están entre el percentil 10 y 25? Aunque la respuesta depende de la política en cuestión, en general la clase media se sitúa en los diez percentiles más ricos. Dicho de otra forma, las políticas que supuestamente favorecen a la clase media típicamente favorecen al 10% más rico de los chilenos.

A modo de ejemplo, consideremos la reducción de impuestos personales que contempla la propuesta tributaria que el gobierno sigue afinando. La noticia ha salido tantas veces y en tantos medios, siempre con las mismas cifras, que probablemente será parte de la propuesta. Los cambios anunciados permiten concluir que todos los beneficiados de la reducción de impuestos estarán entre el 7% de chilenos con mayores ingresos.

¿Por qué?

En nombre de la clase media se aprueban políticas que, en realidad, benefician lo que, a todas luces, es la clase alta. ¿Por qué? ¿Por qué el gobierno y los parlamentarios

frecuentemente gobiernan a espaladas de la mayoría de los chilenos?

Las explicaciones posibles son muchas y varias de ellas se complementan. La ausencia de regulación de los lobistas de seguro es un factor, ya que facilita que grupos de interés presenten políticas que los favorecen como políticas pro clase media.

Un segundo factor es la opacidad en el financiamiento de la política que permite a parlamentarios con preferencias cercanas a sus financistas tener un acceso privilegiado a recursos para sus campañas haciendo más probable su elección.

Un tercer factor es que los ciudadanos y las autoridades muchas veces desconocen cifras como las que se mencionan al comienzo de esta columna. Al momento de evaluar políticas es importante contar con información para saber a quiénes realmente benefician. Políticas que benefician a una pequeña minoría, toda dentro del diez por ciento más rico, no debieran contar con un apoyo mayoritario de los parlamentarios.

* Eduardo Engel

La Tercera, April 25, 2012

 

 

Página 1 de 41234