Diputado Marcelo Díaz pide catastro para conocer Estado actual de edificios e infraestructura urbana

El diputado socialista Marcelo Díaz llamó al Gobierno a elaborar con urgencia un catastro que establezca el número real de edificios, barandas, bajadas peatonales y pasarelas construidas en Valparaíso, que presentan daños en su infraestructura, a propósito de lo ocurrido esta madrugada en el cerro Bellavista, donde una escalera de concreto se vino abajo producto de las fuertes precipitaciones que afectaron este fin de semana la zona central del país.

“También se derrumbó una pared en la calle San Francisco de esta misma ciudad. Esta vez no lamentamos pérdidas humanas, pero la capital regional tiene registros de tragedias debido a la caída de estructuras, de elementos contundentes. Es importante que las autoridades correspondientes se coordinen con las oficinas de emergencia y desplieguen personal técnico para detectar las zonas de riesgo y reparar”, expresó el parlamentario por el Distrito 7.

Fachadas y cornisas

El terremoto del 27 de febrero de 2010 provocó deterioros en las fachadas de los edificios ubicados, especialmente, en el plan porteño: desprendimiento de cornisas, grietas, caída de letreros, soltura de revoques y tabiquerías y estallido de vidrios y ventanas.

Poco tiempo después un equipo de especialistas de la Escuela de Construcción Civil de la Universidad de Valparaíso realizó un catastro de los daños en fachadas de 103 inmuebles tradicionales del céntrico sector de Pedro Montt, Victoria e Independencia, y parte del barrio Puerto, para concluir que aunque los perjuicios no tuvieron un costo proporcionalmente tan elevado como la reconstrucción en otras zonas del país, si el sismo hubiera tenido más intensidad los resultados habrían sido muy graves.

“Chile es un país altamente sísmico, sumado a que el cambio climático está afectando a todo el territorio, con marejadas de hasta 5 metros de altura, lluvias torrenciales en corto período y fuertes vientos. Con solo caminar la ciudad, uno se percata de los peligros que acechan al transeúnte, como el tendido de cable eléctrico, las cornisas a punto de caer, los balcones trizados y los letreros sueltos”, aseveró Marcelo Díaz.

Equipo Marcelo Díaz